Desde aquél sueño…

El único que no recuerdo, el que supongo que todos tenemos cuando niños, en el primero en el que imaginamos el lenguaje y al despertar nace nuestra voz, desnudando nuestra primer palabra, cuando comienza a vivir en nosotros el mundo de los significados, universo que antes no existía. Desde aquél día aprendí a decir que «yo existía» y comencé a enraizarme en la cultura, inhibiendo poco a poco, lentamente, la forma en la que la naturaleza me atravesaba, haciéndome translúcido, y todo para darme cuenta de que debo de regresar para entender la máquina que lo construye todo, la fuerza creadora de estrellas, la energía del vacío, el eterno retorno.

Supongo que lo que nos detiene es ese falso mundo interior de laberintos terribles, de líneas rectas infinitas.

4 pensamientos en “Desde aquél sueño…

  1. Quiza ese día aprendiste a decir que existías en donde ahora existes, y olvidaste tu anterior existencia para así poder coexistir con "otros" :S

  2. Yo creo que el sueño se esfuma cuando lo quieres encerrar en simples palabras. El significado de un sueño viene desde el silencio detrás de todo lo que podemos decir, y sin embargo, por ese sueño decimos. Yo creo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s