Eil Matadour.

Rubias, tienen que ser rubias. Incluso las rubias, más rubias. Las morenas no, pelirrojas mentirosas por favor. Las negras… ¿cuáles negras? Como sea, measure their hips and under his lips. No me gusta enfermarme. Siento odio, odio por la fama. Voy en un yate rumbo a Kuwait, su nombre me recuerda a Hawaii. Vacaciones reales, sin días de campo. En mi casa hay espacio suficiente. Sin embargo algo me hace falta… El acento. British then, bloody hell! No te quiero ya, humilde espectador. ¿Quién eras, acaso exististe?

– Hey, they talking about the AUDIENCE!

– Well… I’m not talking or singing, i’m an actor.

Mis sandalias huelen a sexo y mezcalina. Mi playera huele a mariguana y sudor. Vodka, ron, speed, jarcor! Que elegancia, señor.

No hay que verse a sí mismo como la mierda producida por un autor, piensa que ya somos grandes porque hemos cobrado la recompensa, no encarnamos al personaje, los personajes resurgimos re-encarnados de las páginas del guión… les recuerdo, Saving Private Ryan no es Spielberg, son los gestos de Tom Hanks, el personaje que ha hecho de él. Corre, Corre. Y tengo sed.

Mi agente me buscó una mujer para mi sed, no traía bebida consigo, la mandé al infierno, to burn in heaven, aunque sea, donde sea. No me escuchan. Necios. Necios y tarados. Quiero ganar un oscar. La lengua podría desprenderse en cualquier momento y volar, ¡Oh Cristo en muletas de plástico! Necesito Xanax: relajación, porque yo creo en dios. I just God a job!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s