I’M A FAN (los ventiladores)

“The uniform, constant and uninterrupted effort of every man to better his condition, the principle from which public and national, as well as private opulence is originally derived, is frequently powerful enough to maintain the natural progress of things toward improvement, in spite both of the extravagance of government, and of the greatest errors of administration. Like the unknown principle of animal life, it frequently restores health and vigour to the constitution, in spite, not only of the disease, but of the absurd prescriptions of the doctor.”

Leía de Adam Smith en The Wealth of Nations, Book II, Chapter III;

… y comenzó mi sueño.

Un joven atractivo y talentoso tiene la fuerza vital para dominar el mundo. El se serviría de autoridad sólo por la sinceridad o pereza de las adulaciones recibidas y la soberanía se extinguiría sobre su imagen sofocando todo fuego revolucionario. Quienes se abstienen, están incapacitados para observar su poder. Porque la tierra carecería de fronteras; habría dos territorios, la casa del Emperador y el afuera. Porque volveríamos a la época de los héroes interpretados en el estrado por los actores. Una ilusión de gas pimienta, una fantasía de acoso, una violación erotizada. Me desperté sin dejar de soñar. Terminó mi sueño. Los primeros días de filmación han sido agotadores. El cine ahora no se produce sobre actos creativos, catárticos y liberadores. El cine ahora reproduce mecanismos de represión que se hunden bajo la superficie de las caricias tecnológicas. Un efecto especial me dio una cicatriz enfermiza, una huella de un terrible pasado. Victimizado virtualmente, martirio simulado. La estampa de mi cara en el espectacular de un boulevard. Mi conciencia vuelta desperdicio de tiempo, soy perecedero como los chicharos enlatados. Me han propuesto hacer un comercial de un perfume que yo nunca usaría y ahora tengo que responder si estoy dispuesto a firmar el contrato. No respondo, le sonrio cínicamente. «I’ll never smell like teen spirit… again.» Me voy. Es cualquier otro día de negocios: aceptar o rechazar ofertas. El capitalismo me ha abierto sus puertas… las capitalistas sus piernas. No he hecho el amor con ninguna comunista o socialista, dicen que son sucias (de mente). Mi Porsche ya no huele a nuevo, compraré un Ferrari, o dos. En la portada de People de hoy conocí a mi próximo gran amor y tengo ganas de comer some tacows, come to comer y Taco Bell a la vuelta de la esquina. Dejar Nicaragua es lo mejor que me ha pasado, ya ni siquiera me reconozco. Nadie de mi pasado me reconoce, ahora TODOELMUNDO me reconoce. Y no he hecho nada grande aún, de facto, quizá jamás lo haré. So I can dream some more, while i’m float slippery into the stairway to heaven. Al-fin-de-cuentas (expresión de la cual no aprendí del todo su función hasta que estuve en México), ¿cómo podría saber sobre mis “orígenes” si para consultar mi historia tengo que recurrir a las crónicas coloniales elaboradas por los europeos? My way or the european highWay? Hoy por fin justificaré la gracia de no haber terminado la High School, porque nadie sabe más que yo de James Dean, Marlon Brando, Clint Eastwood y Sean Connery.


I’m a fan
.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s