Jovenabuelo


2009, Niño Sol

Ninguna flor abre sus pétalos en ausencia del Sol. Así como no hay florecimiento sin caricia solar y nada crece sin un mundo. En un principio, cada quien constituye su propio cosmos, un universo que compone la esfera de nuestra vida interior en relación íntima con su atmósfera, es esta su naturaleza, su condición vital. Tras el paso inevitable e irreversible del tiempo, el niño sufre transformaciones sucesivas que son marcadas por incidentes esenciales que vuelven su existencia en un espíritu que es contenido adentro del cuerpo; el niño luego es joven, es adulto y es anciano, quizá un verdadero sabio. Pero la sabiduría requiere de aprendizaje, de sinceridad con uno mismo en compañía de un espíritu que ha realizado un compromiso con el mundo, y esta forma de promesa, revela nuestros más profundos conocimientos sobre una totalidad singularizada por la sensibilidad de cada quien.La interpretación de este foco sensible de la vitalidad y la naturaleza humana, es el tema del cual se desprende la nueva odisea del Jovenabuelo. Previamente, con el lanzamiento del EP 6123, estos jóvenes abuelos, con hogar en Chile, nos habían entregado una prueba de su sensibilidad, deslizando sus manos con pasión sobre sus instrumentos para arrullar a las más intempestivas conciencias post-rockeras, o bien, instrumentalistas. Y ahora, sin trazar una línea radical de transfiguración de lo que entendemos por “género post-rock“, sino más bien en un ensayo de honestidad musical, nos exponen este viaje personal acerca del interior profundo que para ellos configura la meditación acerca del nacimiento, el juego y el aprendizaje, la conciencia y la liberación del ser, y por último, la realización de éste mismo como tal.

Su musicalidad se puede distinguir por su métrica sólida, sus compases son custodiados por superficies de bajos profundos que rescatan hasta la más mínima presencia de agudos rasgueos sutiles de las guitarras, mientras todo el tiempo los platillos son constantemente vueltos resonancia de todo paisaje sonoro que alcanzan a despertar en quien escucha con atención.

Se trata de una búsqueda por uno mismo que en realidad me conmueve personalmente, es un proyecto sincero, afín a las reflexiones de cada uno de los integrantes, a través de la cual nos devuelven de nueva cuenta una composición original, a manera de obsequio íntimo, cálido y solar, de su propio pensar en el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s