Hacia las fórmulas de una dramática exclusión.

Si dijera que se nos ha concedido saber más allá de la conciencia individual la posibilidad de un devenir – “ciudadanos del mundo” (dijo otra voz) – en la posibilidad singular misma de la renuncia al deseo de la dominación por el deseo mismo más allá del espejo, entonces, les estaría diciendo que el Mundo se encontraría en condiciones que facilitan su transfiguración en Otro, aquí en el Mismo lugar pero imaginado diferente y “demasiado Real”; no hay cambio sin repetir diferencialmente, podría haber dicho Althusser. Pero entonces, quizá, entonces, no estaría diciendo nada.

En la conciencia del Principe [1] no hay trazo con subterfugios en la frontera entre la ética y la dominación, la cuestión del poder se resuelve naturalmente enmascarada tras la fosforescencia de un matiz frágil en la pintura que domestica paralelamente al humano a través de la educación legitimada por el Estado de Derecho.

Saber cómo se “corrige” es saber evadir la sentencia.

Responder a Foucault cómo es que la política de la vida termina por aparecer bajo la forma de su contrario es un deber, una vía para correr el riesgo filosófico de extraviarse en la búsqueda de la verdad o cualquier cosa en sí misma, o bien, de equivocarse para recordar infinitamente la promesa que jamás fue cumplida.

“La risa” de Bergson se me aparece según cuanta gracia frecuentemente me causa el aparato gubernamental mexicano, aunque inmediatamente me resigno a la reflexión y mis cejas caen como deprimidas, exhaustas de desesperación por el establecimiento de los cínicos hipócritas apáticos a la deforestación, por dar un ejemplo.

Prolongando la ironía; si hubiera de militar en algún partido político sería en el PT, sólo por el nombre, sólo porque soy hijo de un trabajador hijo de un trabajador fugitivo hijo de un trabajador. Pero no soy político, aunque piense a la sociedad como si fuera una extensión de mi piel, parte de mi cuerpo biopolítico, parte de mi voluntad.

Qué será, qué será… Apologías. Cuando es auténtico ahora pensar que el capitalismo ha absorbido al trabajo como un eslabón burocrático más en su acumulación de capital insostenible.

No quiero estrellar el martillo contra el computador.

Seré paciente, estaré calmo resolviendo cómo es que el Órgano Político cada vez deviene en su acción una y otra ocasión más y más físico, más “natural”.

No me ahorraré saliva haciendo explícito que hay una teoría en transfondo, en lo profundo, a la cual me encadeno voluntariamente para su construcción. La “ciudadanía mundial” depende de un compromiso responsable con el ser-uno-mismo-hacia-el-otro.

________________

[1] Referencia directa a Maquiavelo, trata, en términos modernos,  sobre la travesía reflexiva que se dirige a ordenes extraordinarios de las esferas burocrático-políticas bajo la coyuntura de la economía-mundo, el “capitalismo en términos geográficos” de otras voces más radicales, las más profundas voces que confiesan el academicismo establecido y la socio-crítica mediática del capitalismo tardío en versión diversificada, es decir, pluralizada o, más bien, considerada en su multiplicidad de presencias desde la perspectiva del ciudadano X (ante la presencia fantasmática correlativa a la impotencia de la acción política considerada sin Bíos). Por eso para el Principe era necesaria ante ciertos acontecimientos la guerra, y así lo es de nuevo ahora; sin embargo, en la actualidad, el “permiso de guerra” es concedido bajo la atmósfera del derecho, cuyo “codigo penal” resulta poco convincente ya que se basa en la superstición moral de establecimiento de orden a través de la sofistificación del proceso, incluso como si fuera una ilusión paranoico-kafkiana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s