Me hizo prometer que lo mataría…

Y torció mi rostro hacia su cara, yo estaba de espaldas a él. Lo adoro, me ayudó a morir. Me recargué en sus brazos, ya muerto, y solamente pensé en olerlo. Me llevé su olor. Me lo llevé. Estaba enterrándome, mi enamorado, estaba ocultándome, me estaba escondiendo, de un mundo a otro, y le pertenezco. Estoy muerto en sus brazos, en su corazón, ya no existo. Ahora me tiene que enterrar, pensar que se olvida de mí pero no puede dejar de recordarme. Soy su otro él, solo junto a mí se siente sólo, es mi mejor amigo, el solitario, quien no siente pena por recordarme aunque siempre me voy.

Aqui estoy, me hiciste prometer que te mataría…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s